Skip to main content
0

¡Qué bueno es sentirse bien!

Pero…

¿Qué sucede cuando nos detenemos a inspeccionar por qué nos sentimos como nos sentimos, qué es lo que pasa en nuestro interior cuando las cosas no están tan bien y la respuesta que obtenemos no es nada alentadora?

Hablando con varias de ustedes y con algunos hombres, encontré que este tema complejo existe en nuestra sociedad y viene aumentando con los años. Probablemente si alguno lo tiene no lo ha hablado con nadie, pero es un tema que hoy vamos a hablar sin tapujos. 

La horrible, la escalofriante, la terrible:

DEPRESIÓN.

Es una palabra a la que personalmente le tengo miedo, ¡pánico!

Algunos hemos tenido casos cercanos e incluso algunos de ustedes la han padecido. Aclaremos que no es un sentimiento de tristeza de un día, no es sentir frustración por alguna situación que no es como quisiéramos que fuera, no es una tusa, no es un mal momento, no es una reacción cotidiana a problemas normales de la vida. 

Según la OMS:

La depresión es un trastorno mental frecuente. Se calcula que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo, en su mayoría mujeres. Puede convertirse en un problema de salud serio, especialmente cuando es de larga duración e intensidad moderada a grave, y puede causar gran sufrimiento y alterar las actividades laborales, escolares y familiares. En el peor de los casos puede llevar al suicidio. Cada año se suicidan cerca de 800 000 personas, y el suicidio es la segunda causa de muerte en el grupo etario de 15 a 29 años”. (aquí pueden leer el informe completo de la OMS).

El tema es muy complejo, por supuesto este no es un artículo médico, ni científico, yo quiero que hablemos de esas historias cercanas, para que a través de esta lectura podamos entender cómo podemos efectivamente ayudar a las personas a nuestro alrededor que tienen este trastorno, o si alguien lo ha tenido o lo tiene, nos cuente qué ha hecho para luchar contra este monstruo silencioso, que de no tratarse a tiempo, nos puede incluso arrebatar a nuestros seres más queridos, o simplemente comentar sobre un tema tan desatendido

Esta entrada del blog, la empecé a escribir después de ver un capítulo (creo que es el tercero) en Amazon prime de una serie llamada Modern Love, en el que Anne Hathaway es una abogada con trastorno de bipolaridad y depresión, que puede durar días en su cama sin salir a la luz del día; sin ser una obra maestra pretenciosa, es entretenida pero al tiempo muestra una realidad muy dura en la que me detuve inmediatamente. Y me pareció:

  1. Muy bien actuado por ella, aunque soy subjetiva porque es mi actriz favorita, el papel tiene magia porque se parece a otros que ha hecho, pero es intencional.
  2. Tocó algunas fibras de mí, porque realmente no es un tema tan lejano. Tengo familia con este tipo de trastornos, amigas, familia de mis amigas, etc.

Entendí después de investigar muchísimo que es una pesadilla mucho más común de lo que imaginamos y al mismo tiempo es un tema aún tabú, que también llega a ser subestimado, lo digo porque he estado presente en medio de conversaciones donde se opina sobre la realidad de una persona en este estado, con palabras como:

“Ahora todo el mundo tiene depresión”, “son muy débiles, eso lo que les faltó fue mano dura”, “eso de la depresión es puro cuento”

Entiendo que este tipo de comentarios vienen de personas que nunca han estado frente a esta situación, nunca lo han vivido o visto de cerca para entender que es algo mucho más allá de una debilidad o de una actitud que uno mismo quiera optar vivir. Quienes la conocen no se la desean ni a su peor enemigo.

La mente humana siempre me ha parecido tan impresionante, siempre la conexión cerebro, emoción, mente, corazón, racionalidad, me ha generado mucho interés, entender cómo se relacionan, cómo influye nuestra personalidad en estos trastornos, o cómo se conectan nuestras emociones con nuestros pensamientos, son cosas que pienso siguen sin estar del todo descubiertas o resueltas. 

Alguna vez hablando con alguien, un hombre, me decía:

Es literal una voz que tienes instalada dentro de tu cabeza, te va incluso dando ordenes, te va diciendo qué hacer, o a veces te indica no hacer nada, no te quieres parar de la cama, no, pero no un día ni dos, son semanas. Te dice que vivir no tiene sentido, que tus deudas que te superan no tienen solución, es una voz que quieres silenciar pero no puedes, ¡no puedes porque eres tú mismo! eres esa voz que es tu peor enemiga. Esa voz que te invita a quitarte la vida de vez en cuando, hay días que te coge más susceptible y piensas en oírla y tomar acción. Una vez intenté quitarle la vida a mis hijos, y luego quitarme la mía, era esa voz que me decía que lo hiciera, era yo mismo a punto de cometer el peor crimen de la vida, algo sin perdón, pero no era yo, lo juro.

Después de oír tantas historias de este tipo, es claro que no podemos voltear la mirada, es un tema que nos debe alertar porque la persona a nuestro lado puede estar pasándola muy mal. Sí o sí tenemos que hablarlo con alguien, buscar ayuda, si alguna ha tenido por más de dos semanas estados de ánimo extremadamente bajos, poco interés por las cosas, cero energía, ansiedad, insomnio, trastornos alimenticios, episodios maníacos, hiperactividad, autoestima muy baja o excesiva, tal vez sea el momento de buscar ayuda. 

Hoy en día, sí creo que hay factores que estallan en cuadros depresivos, la sociedad con sus nuevas y más exigentes demandas por supuesto que son un detonante para esta enfermedad explosiva, pero realmente ¿qué puede causar que unas personas sufran de depresión y otras no?.

Por lo que he visto en los casos que conozco, sí hay fundamentalmente un factor genético, no como única causa pero sí es predominante. Otro tema es la química cerebral de cada uno, es decir los neurotransmisores, esas sustancias químicas que ayudan a transmitir mensajes entre las células nerviosas del cerebro. Obviamente la enfermedad actual: El estrés y también el beber, beber, beber, algunas habrán oído que no hay algo más depresivo que un guayabo, y sí, así es, igual que con el uso de drogas que de una afectan la química cerebral y el estado de ánimo. Así que en algunos casos, sentirse mejor, sí está en las manos de uno.

Vivir con una enfermedad de estas no es algo imposible, muchas personas aprenden a manejarla, muchas otras encuentran soluciones, he visto algunas que desde su espiritualidad, en Dios exactamente han encontrado una solución. Otras están medicadas y viven su vida normalmente. En sí el problema no es tenerla sino no entenderla, no asumirla, no aceptar que es parte de uno y que hay que tratarla.

Pero sobre todo hay que hablar, me atemoriza mucho que algunas estén pasando por esto solas, con depresiones silenciosas que no pueden ser atendidas a tiempo, así que ¡hay que hablar!

Hoy he escrito desde el fondo de mi corazón, por los que hoy están atravesando episodios depresivos, por los que han perdido seres queridos por culpa de esta enfermedad, y por los que la han superado con éxito.

A continuación les voy a compartir este homenaje hermoso de su hermano Andrés a Lina, espero les estremezca tanto el corazón y la forma de pensar como a mí.

Hace poco más de un año sentí el peor dolor que una persona puede sentir, o por lo menos, el más agudo y desesperante que en mi vida he podido sentir. Lina María Umaña Franco, mi hermanita, había dado el salto y se despedía del mundo de los vivos, o bueno, del mundo terrenal, para ser más específico. Lina desde el día que abrió los ojos fue un caso especial. Su salud física le dio batalla desde sus primeros meses de vida, hasta aquel suspiro final.

Sin embargo, hay un ente o mejor, un estado consiente al que llamamos “mente”, el cual infinitas veces nos empuja a seguir adelante, a dar pelea, a levantarnos después de caer, básicamente a no rendirnos. La mente es tan fuerte que puede iluminar el peor de los senderos; en el caso de Lina le permitió batallar contra incontables problemas de salud. Una pelea injusta y desigual que muchas veces parecía inclinarse a su favor permitiéndole pequeñas victorias que a todos los que la amamos nos llenaron de satisfacción. Pero, así como se dieron esas pequeñas victorias, había una batalla aún más profunda en un rincón completamente oscuro y desolador, al cual solo Lina y “ella” tenían acceso; perdón, no pude frentiar con usted Linito…

Muchas veces me entrego, derrotado, sin ganas de mover un dedo, y lo único en lo que puedo pensar es en hermanita; me siento abatido, débil, sin ánimos, y me pregunto a mí mismo: “¿entonces así se siente? ¿será esto a lo que todos llaman depresión? ¿será que así se sentía usted en esas desoladoras y largas noches acompañada de un esfero y un pedazo de papel?”. A la vez acierto a responderme “socio, no está ni cerca de la realidad que sufrió su hermanita. Párese y haga valer el título de héroe que ella (desatinadamente) le dio”.

Por medio de los incontables escritos que Lina dejó esparcidos por su cuarto, y que solo yo sé, ella deseaba que yo tuviera, pude al fin entender que la depresión es un enemigo silencioso pero muy letal.Debo ser claro y sincero; después de más de un año, no he sido capaz de leer más que un puñado de hojas, aún no encuentro valor para sentarme y leer de corrido, aunque lo poco que he leído me despierta no solo admiración, sino también me abre los ojos y me permite entender y ratificar que el mundo necesita más amor, tolerancia y entendimiento para funcionar mejor.

Es muy fácil sentarse y juzgar de lejos, sin conocer lo que cada persona vive internamente. Todos tenemos conflictos, unos más fuertes que otros y de igual forma todos tenemos formas de afrontar y dar pelea. Es por eso que desde este pequeño espacio al cual fui invitado para aportar unas letras, invito a cada uno a ponerse en la piel del otro antes de lanzar un juicio sin fundamentos, puede ser con la mejor de las intenciones, pero sin temor a equivocarme, muchas veces destruye más de lo que construye. En ocasiones es tan simple como acercarse y ofrecer un abrazo, sentarse y acompañar en silencio o un “hoy vas a tener un excelente día”. Como lo dije al principio, la mente es extremadamente fuerte, por consiguiente, no aportemos a que las sombras se hagan más fuertes y por el contrario ofrezcamos luz y amor para aquellos que luchan esa pelea interna.

Para cerrar me gustaría compartir algunos apartes de la carta de despedida a mi hermanita en el día de su partida con la esperanza de llegarle a aquellos que pasan por algo similar, recuerden, ¡NUNCA están solos!

“Linito, usted tenía una mente tan brillante, que muchos no llegamos a comprender en ocasiones, y me incluyo. Maldije muchas veces que tuvimos que llevarla al hospital por casos de cetoacidosis causados por desórdenes alimenticios y básicamente por su adicción al azúcar. La maldita azúcar que su cuerpo no era capaz de regular. En esos momentos me llené de rabia contra la vida, contra las injusticias que nos ponía en el camino, contra usted porque para mi entender, usted era consciente de lo que estaba haciendo. Me tomó muchos años entender que por más que estuviera consiente, esas sombras en su mente le decían “hágale hpta, que usted no tiene nada que hacer en este mundo”. Perdóneme Linito, lo entendí un poco tarde. Usted tenía mucho que hacer en este mundo. Yo la vi luchar contra esas sombras. La vi pararse de esa cama, la vi motivarse, la vi dar la pelea. Me inclino ante usted, porque seguramente yo habría sucumbido mucho antes.

Usted siempre fue un alma libre, y las almas libres están destinadas a encontrarse. Es por esto que un ángel de cuatro patas se cruzó en su camino. Hoy doy gracias a ese ángel por estar a su lado. La vi luchar por no abandonar a la perrita cuando todos los caminos indicaban la calle. La vi montar en Transmilenio con un animal “catalogado como peligroso”, cuando lo peligroso y perjudicial para la humanidad, es la misma humanidad. La vi lidiar con hogares de paso con el fin de buscarle una mejor vida, y la vi suplicarle a nuestro padre, que, así como usted lo conoce, cedió a sus creencias para que usted fuera feliz. Hoy doy gracias a Nyia porque se acostó a su lado durante un largo año de dolores inexplicables, de peleas por falta de comprensión, de terapias, de buscar una puta explicación que simplemente no llegaba. Nyia Absorbió gran parte de la enfermedad, comprometiendo su propia salud, causándole aquellos problemas en sus rodillas, contra los cuales, junto a su hermana, usted también peleó. No, no es casualidad; las casualidades no existen.

Linito, hoy hago un homenaje a su vida, a su legado, a su lucha, a su paz. Hoy visto de ruana y tenis, que para usted era justo y suficiente, pues a las personas se les debe juzgar por lo que cargan en su corazón y en sus mentes.

La mente es un mundo eterno e incomprensible, amigos míos, la depresión es real, es un asesino silencioso que se esconde detrás de una sonrisa dibujada. Nadie puede ni debe ser juzgado pues todos somos únicos e irrepetibles. Es por esto que somos iguales pero diferentes. Hago un llamado a la solidaridad, a la comprensión a la tolerancia, al respeto. El único camino para que nuestro mundo tome un rumbo mejor es por medio de la expresión pacifica del amor, amor que no califica razas, religiones, tendencias, definición sexual, creencias o pensamientos. Somos iguales… pero diferentes.

No se le olvide, es para siempre…”

Lina Bustamante

Lina Bustamante

La escritura: mi sueño hecho realidad. Soy Administradora de Mercadeo y Logística Internacionales de la universidad de la Sabana, tengo más de 5 años de experiencia laboral en el área comercial, y mercadeo. Lo que realmente me apasiona es la gente y la estructura organizacional disruptiva. Vivo constantemente inquieta por la búsqueda de la felicidad como un modo posible y real de vivir. Mi animal salvaje favorito es el trigre blanco, me identifico con éste por su naturaleza ferviente de marcar una diferencia en su entorno.

19 Comments

  • J leon dice:

    Y si, aveces nosotros tomamos esto como algo que ya va a pasar y que no es tan grave, no dimensiónalos el dolor que sufren estas personas sencillamente por que no lo conocemos. Que dolor saber que es algo que se puede curar pero por la misma ignorancia no lo hacemos, siempre creemos que todos están bien pero las realidades son diferentes. Gracias Lina y Andres por sus palabras 😞

    • Stephanie Gómez dice:

      Totalmente cierto, por eso siempre es mejor ver el contexto en el que el otro se mueve o se encuentra para mirar detrás de lo que solo percibimos y queremos creer o asumir del actuar y ser de alguien más

    • Lina Bustamante dice:

      Exacto nuestra tarea como parte de la sociedad debería ser brindar esa ayuda,
      y tener ese instinto desarrollado para entender las realidad que se ocultan debajo
      de las sonrisas.

  • Stephanie Gómez dice:

    Wow, gracias pro escribir de este tema, antes que nada te felicito por animarte a escribir de él y entender que hay más allá de aceptar que las enfermedades mentales si existen y se esconden muy bien, que bueno encontrar estos espacios de despojo y sana opinión para hablar de los temas “tabú” que ya no deberían existir.

    Ojalá el mundo estuviera preparado para entender que la depresión no es un estilo de vida, una moda que se impuso o que radica en algo más profundo que un sueño que no se cumplió, una relación fallida o no cumplir con las expectativas que esta sociedad ha estandarizado y creado a través de estereotipos y prototipos de perfección.

    En mi caso la tuve por meses y algunos años, es más algunas veces logro identificarla y reconozco que puede empezar de nuevo, es una viaje amiga que visita de vez en cuando… Así es, fui alguien que tuvo depresión que no entendía porque si tenía todo no se sentía feliz, que siempre se sentía vacía y con muchas cosas faltantes que no le permitían sentirse plena, que veía pasar mi vida como un fotograma de película en la que las escenas se repetían día con día sin dejar nada por valorar, la mía desembocaba de un TEPT (Trastorno de Estrés Post Traumático) que costo identificar y aceptar que venía derivado de algo que creí imposible me podía pasar pero que gracias a ese suceso puedo decir hoy que soy más humana, consiente y con más empatía por el otro, ese suceso y mi enfermedad me permitieron entender porque sigo viva y porqué debía dar la pelea y batallar con el síntoma de algo más grande.

    Después de que te enfrentas a ella y logras salir ves todo más claro, logras entender que hay algo más, que había algo más fuerte que estaba detrás de esos malos pensamientos y esa debilidad que te causa la depresión, es una enfermedad que poco a poco te va comiendo por dentro, que sin explicación te va haciendo más pequeño en el mundo y te lleva a alejarte de todo y todos, siguiendo tu vida pero con una carga que es difícil soportar, que día a día se hace más pesada, que en algunos casos llevan a la gente a tomar decisiones aceleradas, poco acertadas y que terminan en hecho lamentables.

    En mi caso les puedo decir que cambie muchas cosas en mi vida que me encantaría vivir de nuevo y no perdérmelas a causa de mi enfermedad y las decisiones que tome en torno a ella, me encantaría haber disfrutado más a algunos amigos y familiares que ya no están, no sentirme rara y desconocida frente a los amigos que regresaron pero que por un corte en nuestra relación ya no siento iguales (quizás no sean ellos, sea solo yo reconociéndome en ese entorno), quisiera no haberme perdido en el camino de la soledad, porque sentía que sin estar bien no podía hacerle bien a los demás…. quisiera haber tenido un poco más de valentía antes de entender que necesitaba recuperarme yo para poder recuperar el resto….. después de 2 o 3 años lo logré, logré separarme de mi misma y entender que era importante sanar desde otro entorno (mi entorno era la medicación, mi psiquiatra y mi familia), poco a poco fui saliendo de ese agujero negro que si bien no me llevo a lastimarme o hacerme daño fisicamente, emocionalmente me destruyo y no me permitía ver la luz al final del túnel.

    Es difícil hacerte amiga de ella y reconocerla cuando vuelve de visita, pero creo que al ser en mi caso derivada por otras cosas cuando esos recuerdos o impulsos regresan ella se siente con derecho de visitarme de nuevo, la ventaja es que ya como amigas logro identificarla y despojarla de mi, hace tiempo decidí que no quería cargar más con ella…. para terminar solo puedo decir que al que este pasando por esto lo admiro y respeto como un igual, como muchos luchando con ese monstruo y si puedo ayudarte aquí estaré. A los que en mi caso la superaron, que orgullo que lo hayan hecho ahora como más los que podemos ayudar….

    No me queda más por decir que gracias, gracias por leerme y gracias a Linis por abrir este espacio y permitirme despojar mi realidad para ayudarnos y ayudar a otros, gracias a mi familia que admiro como a nadie por lo fuertes que se hicieron a raíz de lo que me paso y aguantar y enfrentar conmigo mi enfermedad. Gracias a todos los que depositaran su comentario y me ayudaran a mi y a otros a seguir sanando 😀

    • Stephanie Gómez dice:

      Así es! Logremos que todos podamos entender que hay muchas cosas detrás de la palabra Depresión, hagamos más por la empatía y siempre hablemos desde el corazón, la cordura y el entendimiento :*

    • Lina Bustamante dice:

      Sería hermoso poder compartir ese suceso ocurrido,
      contarlo en alguna historia y construir a partir
      de esto que te ocurrió, para sanar, para compartir con las
      demás, para complementarnos las unas a las otras.

  • Diana Carolina Murcia Romero dice:

    Este tema para mi es uno delicado. Me alejé del amor de mi vida y lo abandoné en su momento más crítico, en medio de su peor episodio de depresión. Me dejé asustar, en un momento pensé que alejarme era la mejor opción y hoy veo que no era así. Esta enfermedad no solo la enfrenta la persona que la padece también involucra a quienes están cerca a ella,. La ayuda no solo la debe buscar esa persona “afectada”, la deben buscar quienes conforman su círculo cercano también. Esto para lograr entender un poco de esa oscura realidad y tener indicios de saber cómo actuar.
    Hoy a quien amaré por siempre (en silencio) se encuentra estable, gracias a la medicina natural y el yoga. Por mi parte siempre querré en devolver el tiempo y estar con él y nunca haberle fallado.

    A quienes estén cerca a una personación trastornos depresivos, es importante que también busquen ayuda psicológica, no traten de buscar un inicio por algún trauma, simplemente es una enfermedad que le puede llegar a cualquiera así se tenga una vida perfecta, no hay que tener pesar por quien la padece, ni tenerle miedo.

    • Lina Bustamante dice:

      Amo leer que comparten sus historias tan personales, tan reservadas. Esta es de esas que tocan el alma porque está de por medio el amor y la frustración de perderlo por sombras como el miedo. Te admiro y sé que un día la vida te premia con creces porque nunca actuaste de mala Fe.

  • Librana dice:

    Wauu que hermoso poder leer esto. Aqui voy

    Siempre he pensado que cada persona lucha con sus problemas internamente, es algo duro, difícil cuando no encuentras salidas a desiciones que debes tomar, porq cada desicion es una acción que tiene una reacción = buena o mala claro esta que siempre te matas la cabeza pensando que es lo mejor para ti porq ahora nos enseñan que primero eres tu pero todo al extremo es malo porq también los demás importan. Hay miles de razones en la vida por el cual cada persona en estos momento está enfrentando batallas como por amor, por enfermedades, secretos, mentiras, perdidas, la sociedad, la soledad, infidelidad, egoísmo (caben muchos anti valores aquí) y ninguna razón de estas es más ni menos que otra, por más simple o compleja, siempre va a generar los peores resultados en cada persona que vive y lleva esta tormenta en su vida. A mis 23 años de edad puedo decir que he generado tormentas en mi vida que para muchos parecieran tormentas en un vaso de agua ( y digo generado porq con nuestras acciones generamos los resultados( +, -).
    pero haber gente lo que les decía por más o menos que parezca esa tormenta es desgarrante y aterradora porq simplemente no ven las posibilidades y una vez que entras al juego es difícil su salida, ya que solo prevalece lo negativo.
    Lo que he aprendido es que todo es posible menos la muerte y cuando enfrentamos cosas que no son de vida o muerte hay solución sólo debes tomar acción podrá haber sido la mejor desicion tendrás suerte, como pudiste haberla cagado más pero todo llega y todo pasa he iras desenrredando este nuedo hasta que llegues a un punto de equilibrio en tu vida. Debes buscar la forma de salir de él lo más pronto posible,puedes tardar horas, días, meses o hasta años pero tu tienes el poder de la mayor parte de las cosas y cuando no te están generando nada bueno en tu vida porq tener que esperar años para salir de tormentas. Simple en tres palabras (es una elección)
    Buena o mala pero la eliges.
    (Aveces perdemos tiempo en cosas que no merecen nuestra energía)

    Pues hablo y comparto desde mi experiencia jaja a fin de cuentas no es mucha tampoco. Como tampoco me considero que he afrontado cosas desgarradoras pero no quiere decir que no fuertes porq tu mente se encarga de convertir algo simple en algo complejo. Todo está allí en la mente debemos aprender a controlarla porq no todo el tiempo está de tu lado.

    Quiero regalarles dos francés que han impactado mi vida y las llevo en mi corazón

    Si no vives para servir, no sirves para vivir.

    El amor en tu corazón no fue puesto para quedarse, amor no es amor hasta que lo regalas.❤️

    Y deje para el final lo que es el principio de todo, pero a esto le llamó el origen jaja lo saque de una serie pero lo asimilo con Dios porq lógico soy creyente en un ser supremo que lo contiene todo y que siempre está dentro de ti. pretendemos ir por la vida tan dura que está solos como si fuéramos super héroes cuando hay que entender que solos no conseguimos nada. Debes caminar con Dios para que las cosas puedas enfrentarlas mejor, porq no creas que estando con Dios vas a estar excento de las dificultades que trae la vida obvio no!!. Pero será tu guía en caminos desiertos, Y tu fortaleza en tus caídas, será quien siga amándote apesar de tus decisiones, acciones, errores etc siempre estará ahí para decirte puedes comenzar de nuevo yo estoy con tigo.

    Posdata: disculpa si encuentras errores ortografícos. Trabajo en ello 😅

    • Lina Bustamante dice:

      Qué lindo! Yo te he visto crecer a la distancia y sé que a tu corta edad eres una mujer que puede darnos cátedra aquí. Te felicito por manifestar tus sentimientos de forma abierta y hermosa! Y sí para muchas Dios es la salida, te admiro mucho!

  • Diana Tamayo dice:

    Lina usted sabe mi historia, sabe como perdí a mi mamá, que ella terminó su vida en medio de una intoxicación con fármacos o alguna otra cosa (jamás quise indagar sobre eso) y que su decisión la tomó acorralada, sola y ahogada por un sin fin de conflictos, algunos de ellos propios pero otros completamente ajenos a ella.

    Aunque usted tiene mucha información acerca de este suceso, sé que no tiene mucha acerca de cómo yo he vivido este proceso, porque yo también por genética y por muchos factores inherentes a mi misma, sé que sufro de depresión pero más que nada de fuertes y prolongados episodios de ansiedad.

    La vida a mi desde pequeña me ha fracturado mucho y la partida de mi mamá lo terminó de hacer, me ha dejado con mil y un cuestionamientos, pero más que nada me he quedado atónita, perpleja y con cierta imposibilidad para poder asumir y afrontar el mundo tal y como es, no siento que la vida misma me cueste, pero cuando entro en picada dentro de mi interior, siento que no puedo lidiar con este mundo, que todo esto me supera, porque tal y como lo decía Andrés en su experiencia, este mundo se podría vivir mejor con más amor y comprensión, y diría que también con menos pretensiones y prejuicios.

    Yo no creo que “estar deprimido esté de moda o que nos deprimamos por pendejadas”, como mucha gente irresponsablemente afirma, lo que sucede es que tal y como usted lo menciona en sus letras, este mundo lleva muchos años configurándose con unos estándares artificialmente elevados y agrego que esto se ha dado esta manera para que vivamos en una incesante insatisfacción, parece que la base de todo lo que sostiene a esta realidad yace en el hecho mismo de detestarnos por lo que deseamos o elegimos ser y hacer. En este sentido, yo creo que tenemos reserva a hablar y hacer eco sobre nuestras incomodidades y/o decepciones, incluso si estamos dentro o no de un trastorno de depresión, nos da temor a desentonar y entrar en disonancia con estas realidades estereotipadas, lucrativas y mentirosas.

    Por esto mismo, llevo tiempo y aún más por esta época que ha aflorado mucho más mis carencias emocionales y mentales, con un diálogo interno abogando por la necesidad de hablar sobre salud mental, pero hablarlo no en secreto ni detrás de la pantalla como buscando ayudas anónimamente, sino hablarlo cara a cara, con familiares y amigos, porque este problema existe y tiene rostros, y es y será todavía más grande porque este mundo no será diferente y nuestro rol en esta vida será determinante para poder construir micro-realidades en las que aprendamos a amarnos a nosotros mismos tal y como somos pero también a aceptar a los demás en su realidad sin que esto nos corroa.

    Para cerrar, quiero destacar la importancia de buscar ayuda con profesionales en salud mental (yo ya lo he hecho y estoy en terapia), porque si bien empezar a hablar del tema con familiares y amigos es un gran avance, la solución yace detrás de ayudas que deben ser ajustadas a la realidad de cada persona.

    PDTA: quiero agradecer a mi amiga Carolina, porque sin quererlo, nos hemos otorgado ese espacio para desnudar nuestro interior y hablar de todos esos sentires que a ratos no aquejan generandonos malestar y confusión, y esto ya en sí mismo es luz, no para encontrar la salida sino para poder ver esa mano amiga que te levanta y te mantiene en pie para seguir en la lucha.

    • Stephanie Gómez Galvis dice:

      Creo que has buscado la ayuda perfecta, una buena terapia y una buena creación de entorno responsable y de ayuda son lo mejores, felicitaciones por dar El Paso no siempre aceptar una enfermedad mental es fácil, pero salir de ella y confrontarla si es posible… admiración total😘

    • Jleon dice:

      Wow! Me siento sin palabras para responder, pues eres una gran mujer con una fortaleza incalculable. Se que esto es de tiempo para lograr encontrar la estabilidad que buscamos. Y no usando quieras hablar de todo o nada, acá estaré !

    • Lina Bustamante dice:

      Perderla también fue como perder una mamá para mí. sin duda no se acerca ni un 1% al dolor que se carga siendo usted, a las dudas sin resolver, al malestar general del cuerpo, la mente, el alma, yo no sé cómo se vive con eso, pero por eso ya se lo había dicho pero se lo repito en este espacio, y es que yo admiro profundamente el ser humano que es, lo que ha logrado, lo que ha conseguido, ser una mujer tan única, tan particular, tan llena de cualidades, sé que la he visto crecer como persona, como amiga, como todo, por eso creo que sí tengo idea de cómo ha vivido el proceso, porque no se necesitan las palabras a veces para entender, y usted es mi hermana, la conozco a veces sin que hable yo sé cómo está. La vida la fracturó pero usted se remendó y Dios le mandó otra felicidad. Ahora el día a día debe consistir en ser el ejemplo que hoy ha logrado ser para mí pero serlo para más personas, destapar esos fantasmas y esas sombras que nos acompañan es necesario para seguir adelante, la terapia con un experto es obligatoria y sé que le ha sacado provecho porque cada día quisiera estar más con usted para aprenderle tanto y más! Gracias por comentar en mi blog de esta forma, por hacer estremceer tantos corazones y por ser el punto de partida de muchas de mis reflexiones.

  • I am genuinely tһɑnkful to the holder оff this website
    who has shared this enormous post at аt this place.

    My web site … Video Bokep Yang Gak Di Blokir

  • un post espectacular, así da gusto leet, gracias admin.escort navalmoral

Cuéntame tu opinión